fbpx

Alteraciones estéticas del margen gingival II

Continuando con las alteraciones estéticas más frecuentes en un periodonto sano, en este artículo abordaremos las siguientes alteraciones del margen gingival: 

  • Margen gingival plano. 
  • Sonrisa gingival.

2. Margen gingival plano

Consiste en la ausencia de papilas interdentales, ya sea de forma generalizada o localizada (fig 1).  

La papila interdental, además de ser una barrera protectora biológica, tiene un papel importante en la estética al llenar completamente el espacio entre dientes, la tronera gingival. 

La ausencia de la papila produce los denominados triángulos negros, espacios oscuros que ocasionan problemas fonéticos, impactación alimenticia y problemas estéticos cuando se produce en la región anterior, sobre todo en maxilar superior.

Causas:

  • En la etiología de la pérdida de la papila se reconocen determinadas condiciones que pueden predisponer a esta, como son; la forma de la corona dental, el biotipo gingival, el ancho interdental y la distancia del LAC al punto de contacto interdental y a la cresta ósea, entre otros. 
  • Otros factores que pueden conducir a la pérdida de la papila interdental son los movimientos ortodónticos o las restauraciones proximales inadecuadas (fig 1).  

  • Pero el origen más frecuente de la pérdida de papilas, es ser la consecuencia de haber sufrido periodontitis y/o del tratamiento de ésta, ya sea básico o, más aún, quirúrgico. Las papilas se pierden en última instancia porque el hueso interdentario se ha perdido y, tras la disminución de la inflamación por el tratamiento, las papilas se adaptan al nivel óseo situado más apical y el espacio interdentario queda vacío (fig 2).  

  • También pueden perderse a causa de una enfermedad necrotizante; gingivitis y sobre todo periodontitis. En la gingivitis, si no ha sido muy grave, suelen regenerarse las papilas, pero si se producen episodios sucesivos de recidivas puede perderse mucho tejido y quedar decapitadas (fig 3). 

3. Sonrisa gingival

Al sonreír, idealmente el labio superior debe elevarse hasta el nivel de los márgenes gingivales de los incisivos centrales o ligeramente apical, de forma que la cantidad de encía que se muestra es menor de 3 mm (fig 4).  

Se denomina sonrisa gingival aquella con una exposición mayor de 3mm de encía, en media sonrisa (fig 5).  

No es una condición patológica por sí misma, por lo tanto, la necesidad de su tratamiento es puramente estética.

Causas:

  • La etiología más frecuente es la erupción pasiva alterada, que origina una exposición dentaria insuficiente y, por tanto, una exhibición gingival excesiva. La corona anatómica está parcialmente cubierta por encía porque el tejido óseo y/o el componente mucogingival no han terminado el proceso de adaptación al diente (fig 6).  

Debe diagnosticarse una vez terminado el periodo de erupción dentaria fisiológica.

Existen signos clínicos que nos orientan sobre la existencia de este problema; dientes cortos y cuadrados y exposición gingival (fig 7).

La confirmación del diagnóstico se puede hacer mediante sondaje y localización del LAC. La radiología también nos puede ayudar (fig 8).

  • La segunda causa de sonrisa gingival es un problema esquelético: el aumento del crecimiento vertical del proceso dento-alveolar del maxilar superior, con erupción normal de los dientes superiores (fig 9). Suele darse en pacientes con caras alargadas y labios más cortos de lo normal. También en este caso la evaluación ha de realizarse una vez terminada la erupción de los dientes permanentes y el crecimiento del complejo maxilo-mandibular. En estos casos concretos el tratamiento suele requerir una combinación de cirugía ortognática, ortodoncia y cirugía periodontal.

  • Labio superior corto; que permite una exposición gingival mayor de la normal.
  • Atricción dentaria excesiva, que se compensa con sobre-erupción funcional en la que todo el componente periodontal se desplaza hacia oclusal.
  • Sobre-erupción de los incisivos superiores por ausencia de contacto con los inferiores, con el consiguiente desplazamiento del componente periodontal hacia oclusal (fig 10).

Todas estas causas pueden combinarse, por lo que es importante hacer un diagnóstico correcto y para conocer qué podemos esperar de nuestro tratamiento puramente periodontal, no creando sobre-expectativas al paciente. 

Tagged under: